Categories
Ciencia

Rigor científico frente a condescendencia homeopática

El rigor científico significa implementar los más altos estándares y las mejores prácticas del método científico y aplicarlos a una investigación que se está realizando. Se trata de descubrir la verdad. En cambio, la condescendencia homeopática consiste en acomodarse al discurso que dice otro sin valorar si es correcto o no.

Si eres de vocación científica, aun sin haber estudiado ninguna rama de la ciencia, y eres curioso con lo que te rodea, dudarás de todo. Ése es el punto de partida, no creerte nada, salvo la evidencia, los hechos. Es sorprendente cómo hay personas que creen una información porque la dijo otra persona o la vio en internet.

Hay personas que restan credibilidad a un comentario porque lo ha hecho alguien sin formación científica y sin embargo, ella que tampoco la tiene se atreve a reproducir datos falsos o alejados del método científico y su opinión sí que es válida. Y su opinión es válida porque “me lo dijo un médico” o “lo vi en un video de YouTube“. Siento decirte que un video de YouTube jamás condujo a su autor a ganar un premio nobel.

El método científico

El método científico es el responsable del avance tecnológico de los últimos doscientos años. Consiste en una serie de pasos que todo investigador debe seguir para poder aceptar o rechazar una hipótesis de partida. El método científico lleva implícito la búsqueda de la verdad y la predicción de sucesos. Además, requiere que haya repetitividad de los experimentos, es decir, que, en otras condiciones, otro científico pueda llevar a cabo el mismo experimento y obtener el mismo o similar resultado. 

En el método científico partimos de una serie de datos que un científico observa. Tras la observación se formula una hipótesis, una suposición hecha a partir de lo que se ha observado que sirve como punto de partida de la investigación. Para corroborar la hipótesis se utiliza un método, una forma ordenada y sistemática de proceder para llegar a un resultado o fin determinado. Por último, se acepta o se rechaza la hipótesis original de partida. Todo en busca del rigor científico.

Si utilizamos de ejemplo el virus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad COVID-19, el empleo del método científico sería de la siguiente forma:

  • Observación. Un científico o grupo de científicos observa que hay una enfermedad de origen desconocido.
  • Formulación. Se formula una hipótesis, en este caso sería, “La enfermedad de origen desconocido se asemeja a enfermedades producidas por virus del tipo Coronavirus e intuimos que ése puede ser el origen”.
  • Método. Los científicos realizan una serie de procedimientos encaminados a confirmar que es el virus SARS-CoV-2 el que provoca la enfermedad COVID-19.
  • Resultado. Se detecta virus SARS-CoV-2 en pacientes enfermos con neumonía bilateral u otros síntomas de la enfermedad, se confirma la hipótesis original de partida.

Los “estudios” homeopáticos

La homeopatía se basa en la doctrina del médico sajón Samuel Hahnemann que a finales del siglo XVIII proclamó que lo similar cura lo similar. Se basa en la ultra dilución de un principio activo. Y no siguen el rigor científico que se requiere para cualquier estudio.

Voy a poner un ejemplo de un inventado tratamiento homeopático y cual sería el método homeopático.

  • Observación. Un pastor observa que sus ovejas tienen la lengua verde. Paseando por un prado encuentra unas plantas que son verdes muy chulas.
  • Formulación. Se formula una hipótesis, en este caso sería, “La planta verde de la cual no sé el nombre cura la lengua verde que tienen mis ovejas”.
  • Método. El pastor realiza una serie de procedimientos encaminados a confirmar que la planta verde cura la lengua verde de sus ovejas.
  • Resultado. Aplica un preparado de planta verde y el 50% de las ovejas del pastor se cura y el 50% no se cura. Queda confirmado que la planta verde sirve para curar la lengua verde. Si el pastor no hubiera hecho nada el 50% de las ovejas se hubieran curado y el 50% n0.

Significación estadística en ciencia

La mayor parte de los estudios homeopáticos son un batiburrillo de datos sin sentido. Se publican en revistas científicas las cuales son más que nada un escaparate donde cualquiera pagando puede publicar lo que le de la gana. No hay rigor científico en estas páginas webs o al menos hay escaso rigor científico.

Hace poco vi una presentación de un médico hablando de la no necesidad de una tercera dosis de vacuna de Pfizer y ponía una tabla en la que se veía en pantalla que los resultados eran no significativos estadísticamente. ¿Qué quiere esto decir? Pues que las dos variables que utilizaba no se podía extraer ninguna explicación razonable sobre su relación. ¿Si no se pueden comparar para qué las compara?

Pondré un ejemplo muy sencillo para demostrar lo que es la significación estadística. Resulta que vas por Madrid y te encuentras a dos personas. Una es de raza blanca y la otra de raza negra. Puedes crear un estudio y decir que tomaste una muestra de una población y has llegado a la conclusión que el 50% de la población de Madrid es de raza blanca y el 50% es de raza negra. Esto está muy alejando de la realidad y es falso, el resultado ha sido debido al azar. Se ha tomado una muestra de dos personas, cuando el tamaño de muestra es fundamental para hacer análisis estadísticos.

La ciencia siempre va a buscar la significación estadística. La significación estadística es una forma de garantizar la calidad de un estudio. El considerar el término significativo implica utilizar términos comparativos para dos hipótesis.  Los pruebas de hipótesis son test de significación estadística que cuantifican hasta que punto la variabilidad de la muestra puede ser responsable de los resultados de un estudio. Buscamos que la muestra de unos resultados que no sean atribuidos al azar.

Resumen

Los estudios realizados hasta la fecha no han aportado pruebas sólidas que apoyen el uso de la homeopatía en ninguna condición clínica. Si te lo dice tu médico que como es médico puedes pensar que sabe mucho del tema, es falso. No hay evidencias científicas y por tanto lo que te han contado no es más que un cuento.

Aunque existen experimentos homeopáticos en los que se observaron algunos efectos positivos, el efecto no fue más allá del efecto placebo en la mayoría de los estudios. Es decir, entre tomar nada y tomar algo homeopático no existe diferencia.

Hay errores metodológicos en la mayoría de los estudios homeopáticos, en los que se encontró que dichos efectos eran superiores al efecto placebo. Dado que los medicamentos homeopáticos preparados adecuadamente están ultradiluidos, no causan efectos secundarios significativos, lo cual es una ventaja, porque al menos no daña al paciente. Tampoco le curan. No hacen nada.

Sin embargo, algunos productos con el nombre de medicación homeopática no se diluyen lo suficiente y contienen cantidades significativas de ingrediente activo. Estos productos pueden provocar efectos secundarios.

Otro peligro importante que pueden crear los tratamientos homeopáticos es que pueden hacer que el paciente abandone el tratamiento primario actual. Por ahora, sería útil mantenerse alejado de este tipo de tratamientos, actuando a la luz de la evidencia disponible y del rigor científico.

Referencias

Leave a Reply